Warning: Illegal string offset 'vimeo-youtube' in /homepages/23/d366136744/htdocs/oldhtdocs/anprodefa/anprodefa/wp-content/themes/yourself-developer/single.php on line 19

El Senado propone sacar a los más pequeños de los centros tutelados. El objetivo de la reforma es que 10.000 menores vivan en familias de acogida

Lo que hace sólo un par de años parecía un imposible, empieza hoy a tomar forma.

En el diario El País podemos leer textualmente:

La propuesta del Senado consiste en un cierre “escalonado”, en el “menor tiempo posible”, que afectaría en primer lugar al tramo de edad de cero a tres años y en una segunda fase, de los tres a los seis. Desde esta edad y hasta los 11 serían los siguientes en abandonar los centros, y finalmente, los casos más difíciles para la adopción o la acogida, es decir, los mayores, quienes están agrupados en más de tres hermanos, o padecen enfermedades graves o presentan serias alteraciones de conducta, sí permanecerían durante un tiempo en las instituciones, pero con la advertencia expresa de que hay que ir desmantelando las grandes instalaciones y sustituirlas por pisos u hogares tutelados, donde convivirían 6, 8 o 10 de estos niños como máximo.

Se trata de una gran noticia, y queremos felicitar por ella a todos los chavales, familias y trabajadores que han sacado a la luz los terribles efectos de la institucionalización, así como a todos aquellos/as que se movilizan y se han movilizado contra el maltrato institucional. Sin vuestra lucha, sin vuestras denuncias, sin vuestros testimonios y sin vuestras acciones de protesta, los políticos nunca habrían tomado una decisión de este tipo

Comienza una etapa que va a ser muy intensa, pues como el mismo periódico indica, los centros de menores se han convertido en un gran negocio y habrá muchos interesados en boicotear la abolición. Es de esperar, también, que quienes ahora se lucran con los centros de acogida pretendan acaparar el negocio que supondría crear empresas de acogimiento profesional o capitalizar el trato con las familias de acogida voluntarias. En nuestras manos está evitarlo.

De seguirse los pasos señalados por el Senado, esto supondrá el desmantelamiento de centros como Picón de Jarama que con 40 plazas, celdas de aislamiento, guardas de seguridad, un constante trajín de trabajadores precarios y decenas de denuncias por agresiones, humillaciones y abusos es ya el prototipo de maltrato institucional. Sin embargo no se ponen plazos para el desmantelamiento de los centros y ésto dependerá, como siempre, de la presión social.

Por otra parte, quedan sin aclarar dos puntos básicos:

- No se promueven alternativas a la tutela y la acogida: formas de impedir que los niños y niñas tengan que ser separados de sus familias de origen cuando éstas están en la pobreza o pasan por dificultades de cualquier tipo.

- Tampoco se señala cómo favorecer que los niños y niñas acogidos mantengan contacto fluido con sus familias de origen y cómo podrían colaborar familias de acogida y familias de origen para que el paso y retorno de unas a otras no suponga una ruptura en los vínculos afectivos y las rutinas de los chavales, ni un enfrentamiento.

Por último, no nos olvidamos tampoco de los chavales y  chavalas encerrados en centros de “re-educación” de menores, a los cuales ésta reforma no menciona.

http://www.centrosdemenores.com/?El-Senado-comienza-el-proceso-pa