Warning: Illegal string offset 'vimeo-youtube' in /homepages/23/d366136744/htdocs/oldhtdocs/anprodefa/anprodefa/wp-content/themes/yourself-developer/single.php on line 19

La Defensora del Pueblo dice que es bueno que los centros de menores se sientan vigilados

La defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, valora cómo han respondido los centros de menores con trastornos de conducta donde se detectaron “prácticas contrarias” a los derechos de los jóvenes y opina que “es bueno que se sientan vigilados”.

En una entrevista con EFE, Cava de Llano explica que la defensa de los colectivos más vulnerables -como los inmigrantes, los menores o las mujeres maltratadas- es prioritaria en la institución que preside, por ello defiende la importancia del informe que realizó el Defensor tras la visita a varios centros denunciados por distintas organizaciones y particulares.

“Yo siempre digo que no vamos a dejar de vigilarles, que vamos a estar siempre ojo avizor”, advierte la defensora.

Tras la supervisión del Defensor, la fiscalía ha propuesto una reforma legislativa para crear una ley que regule la situación de estos centros, donde ingresan menores con trastorno de conducta y en situación de dificultad social, al detectar algunas “deficiencias o irregularidades” vinculadas al derecho a la salud de los menores, pero no “tratos degradantes, ni concretas violaciones de derechos fundamentales”.

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/2618329/11/10/La-Defensora-del-Pueblo-dice-que-es-bueno-que-los-centros-de-menores-se-sientan-vigilados.html

La defensora declara su preocupación por el aumento de la violencia de padres a hijos y cree que habría que insistir en la concienciación a través de las escuelas.

“Hay que enseñarles que existen unos valores que no se puede declinar de ellos; como el respeto de los padres a los hijos y de los hijos a los padres”, indica.

Cava de Llano se refiere también a la delicuencia ejercida por los menores y en concreto, a la propuesta de la familia de Marta del Castillo de que se legisle la “cadena perpetua revisable” para los delitos más graves.

“La prisión perpetua y permanente es inconstitucional, otras dudas ya me surgen cuando estamos hablando de prisión permanente revisable, que quiere decir que cada tantos años se va a analizando al individuo para saber si se ha rehabilitado y si es capaz de vivir en sociedad; si es capaz de vivir en sociedad se anula y puede salir de la prisión y si no es capaz de vivir en sociedad para evitar la comisión de un delito, sigue permaneciendo en prisión”, reflexiona.

La defensora vela por los derechos de los menores extranjeros no acompañados y por ello se ha propuesto “homologar conductas y criterios” entre las comunidades autónomas para determinar la edad de estos jóvenes indocumentados.

“Nos parece un problema muy serio, porque el tratamiento es muy distinto si se trata de un menor de edad o si ya es una persona mayor; hay que tener muy claro de lo que estamos hablando”, ha advertido la defensora.

Sobre el caso Meño -el hombre que entró en coma por una operación de cirugía estética-, la defensora lamenta “el corporativismo que hubo entre los médicos durante el juicio, amparando la conducta de algo que no debió de ocurrir en un profesional; eso es lo que me parece alarmante”.

“Me parece magnífico y aplaudo la valentía de la persona que ha sido testigo fundamental para que el Tribunal Supremo haya decidido reabrir otra vez el caso”, añade.

Respecto a la violencia de género, opina que se “ha avanzado bastante en materia de concienciar a la sociedad de que es una conducta que debe erradicar”.

“Se trata de que la sociedad vaya apartando a los maltratadores como personas no gratas, con las que no hay que tener relación porque o se acostumbran a vivir y respetar a los demás o no puede ser posible que se les de un trato normalizado”.

Cava de Llano, que ocupa el puesto de defensora mientras el Parlamento acuerda el nombramiento de un nuevo titular, reconoce que trabaja sin pensar en esa interinidad.

Convocó a los defensores del pueblo, en unas jornadas para analizar la aportación de esta institución a la salida a la crisis en el ámbito de sus competencias, entre ellas, el control de las administraciones públicas.

“Es muy difícil saber lo que hay que hacer: la contención del gasto público, el gastar menos, el gastar mejor, el evitar ese consumismo que parece que ha entrado como un virus en la sociedad”, comenta la defensora, quien alerta de que vayan “con mucho cuidado con lo que firman”.

“Estoy trabajando a pleno rendimiento, yo creo en la institución, me creo el tema de los derechos fundamentales, me creo en el tema de la independencia del Defensor del Pueblo y estoy feliz allí hasta el día que me digan que me tengo que marchar”, concluye la defensora.

La defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, valora cómo han respondido los centros de menores con trastornos de conducta donde se detectaron “prácticas contrarias” a los derechos de los jóvenes y opina que “es bueno que se sientan vigilados”.

En una entrevista con EFE, Cava de Llano explica que la defensa de los colectivos más vulnerables -como los inmigrantes, los menores o las mujeres maltratadas- es prioritaria en la institución que preside, por ello defiende la importancia del informe que realizó el Defensor tras la visita a varios centros denunciados por distintas organizaciones y particulares.

“Yo siempre digo que no vamos a dejar de vigilarles, que vamos a estar siempre ojo avizor”, advierte la defensora.

Tras la supervisión del Defensor, la fiscalía ha propuesto una reforma legislativa para crear una ley que regule la situación de estos centros, donde ingresan menores con trastorno de conducta y en situación de dificultad social, al detectar algunas “deficiencias o irregularidades” vinculadas al derecho a la salud de los menores, pero no “tratos degradantes, ni concretas violaciones de derechos fundamentales”.

La defensora declara su preocupación por el aumento de la violencia de padres a hijos y cree que habría que insistir en la concienciación a través de las escuelas.

“Hay que enseñarles que existen unos valores que no se puede declinar de ellos; como el respeto de los padres a los hijos y de los hijos a los padres”, indica.

Cava de Llano se refiere también a la delicuencia ejercida por los menores y en concreto, a la propuesta de la familia de Marta del Castillo de que se legisle la “cadena perpetua revisable” para los delitos más graves.

“La prisión perpetua y permanente es inconstitucional, otras dudas ya me surgen cuando estamos hablando de prisión permanente revisable, que quiere decir que cada tantos años se va a analizando al individuo para saber si se ha rehabilitado y si es capaz de vivir en sociedad; si es capaz de vivir en sociedad se anula y puede salir de la prisión y si no es capaz de vivir en sociedad para evitar la comisión de un delito, sigue permaneciendo en prisión”, reflexiona.

La defensora vela por los derechos de los menores extranjeros no acompañados y por ello se ha propuesto “homologar conductas y criterios” entre las comunidades autónomas para determinar la edad de estos jóvenes indocumentados.

“Nos parece un problema muy serio, porque el tratamiento es muy distinto si se trata de un menor de edad o si ya es una persona mayor; hay que tener muy claro de lo que estamos hablando”, ha advertido la defensora.

Sobre el caso Meño -el hombre que entró en coma por una operación de cirugía estética-, la defensora lamenta “el corporativismo que hubo entre los médicos durante el juicio, amparando la conducta de algo que no debió de ocurrir en un profesional; eso es lo que me parece alarmante”.

“Me parece magnífico y aplaudo la valentía de la persona que ha sido testigo fundamental para que el Tribunal Supremo haya decidido reabrir otra vez el caso”, añade.

Respecto a la violencia de género, opina que se “ha avanzado bastante en materia de concienciar a la sociedad de que es una conducta que debe erradicar”.

“Se trata de que la sociedad vaya apartando a los maltratadores como personas no gratas, con las que no hay que tener relación porque o se acostumbran a vivir y respetar a los demás o no puede ser posible que se les de un trato normalizado”.

Cava de Llano, que ocupa el puesto de defensora mientras el Parlamento acuerda el nombramiento de un nuevo titular, reconoce que trabaja sin pensar en esa interinidad.

Convocó a los defensores del pueblo, en unas jornadas para analizar la aportación de esta institución a la salida a la crisis en el ámbito de sus competencias, entre ellas, el control de las administraciones públicas.

“Es muy difícil saber lo que hay que hacer: la contención del gasto público, el gastar menos, el gastar mejor, el evitar ese consumismo que parece que ha entrado como un virus en la sociedad”, comenta la defensora, quien alerta de que vayan “con mucho cuidado con lo que firman”.

“Estoy trabajando a pleno rendimiento, yo creo en la institución, me creo el tema de los derechos fundamentales, me creo en el tema de la independencia del Defensor del Pueblo y estoy feliz allí hasta el día que me digan que me tengo que marchar”, concluye la defensora.